JUEGO de PORQUERIA ¡LO ODIO!

Loading...

martes, 24 de junio de 2008

INFIERNO PARTE 12 Mi primer castigo



Cuando Tana agacho la cabeza, no comprendí en ese momento........... pero ella sabia lo que me esperaba

Cerraron mi mesa de juego. Perdí mas de 100 mil dolares esa noche.

Me retiré al cuarto de los croupiers, estuve parada varias horas sin beber ni comer nada.

Y ahora podía descansar. (¡ja!) ¿Descansar?

Me mandaron llamar a la "Proa"...

¡¡Puata con la vaina esta!!

¡Empezaron a interrogarme!

-¡¿De donde conoces al turco?!

-¡No lo conozco! ¡de verdad! ¡Nunca lo había visto en toa mi vida!

-¡que pasó en esa mesa?!- !Rayos¡

-¡No lo se! ¡Ya tenía muchas horas ahí...!- ¡¡¡¡Fueron muchas preguntas, una tras otra, una tras otraaaaaa¡¡¡¡¡ (me solté a llorar) Pasaron horas, por lo menos eso creo.

No se que le dijeron a mi Pit boss en inglés (todavía no entendía bien el idioma). Me tomó del brazo y me jaló encaminándome a la parte de abajo del barco, y me encerraron... Estaba tan cansada que no me dí cuenta de que era un cuarto muy pequeño con un catre y una taza de baño.

El olor era asqueroso. Me recosté y después de llorar por horas logré quedarme dormida.

No se cuanto tiempo estuve dormida, el maldito olor era penetrante.

Escuche que tocaban la puerta y decían mi nombre muy bajo...

-Kali, Kali kali... ¿estas despierta? soy Shanna... Te traje unos chocolates, asómate por debajo de la puerta y te los paso-

-¿Shanna? ¿Porque sigo aquí? ¿Que va a pasar conmigo? Ellos piensan que yo le regalé el juego al Turco, o que me puse de acuerdo con él- No respondió... Solo vi por debajo de la puerta que estaba sentada en el piso.

-No te preocupe Kali, primero van a ver las grabaciones, y van a estudiar cada movimiento que tuviste en la mesa-

-¿Pero Sha? Tengo hambre, y mucha sed, ¿no piensan darme de comer?- Shanna no contestó.

-¿Kali? Tengo que andarme de aquí, antes de que me cachen. ¿Sabes que tienes dos días aquí? Por eso te traigo chocolates, no te paso el agua, porque no cabe, pero bebe un poco del pipote, es de los que se le doblan de la cabecilla-

¡Por todos los cielos! Bebí el agua como si nunca en mi vida hubiese bebido, comí los chocolates como si fuera la ultima comida de mi vida.

-Me voy Kalía, pasame los papelitos de los chocolates, así no se dan cuenta-

-¡No te vayas! ¡shannaaaaa! ¡No te vayaaaaaaaaaaas!- Vi por debajo de la puerta como se alejó.

CONTINUARA...

martes, 17 de junio de 2008

INFIERNO PARTE 11 Perdí un as


Hace varios días que zarpamos, casi no he podido escribir hasta esta noche.

Hoy me tocaron chinos y dos mujeres turcas en mi mesa de poker. Los hice perder más de veinte mil dollares, estuve parada en esa mesa barajando y dando juego cerca de siete horas; no me querían cambiar para no cortar la racha de suerte que mi maldita mesa tenía. (estuve a punto de desmayarme) No me dieron nada de beber, no pude moverme ni para ir al baño, (y eso que miraba a mi pit boss).

Llegaron unos nuevos jugadores turcos y las gatas se pararon de la mesa...

Hice el shuffle( es revolver las cartas y barajarlas) y repartí...

Y mientras repartía las cartas me dí cuenta que se me escapó un "as" ¡benditos infiernos! cuando me di cuenta de que yo sola rompí mi juego me empecé a poner muy nerviosa,(sabía que había cometido un error), porque ahora si sería la suerte la que entra a la mesa y no mi mano... estaba tan cansada que solo escuchaba a lo lejos la voz de Channa y Umar cantando los números en la ruleta, como si fueran fantasmas...

Revisé rápidamente las apuestas con la mirada, el primer jugador solo tiene mil setecientos dolares en el "ante" sumados con el "bet", el segundo 500, el tercero... (¡diablos!) son diez mil dolares...

Todas las cámaras dejaron de apuntar las otras mesas para parar en mi mesa... (yo, me puse peor)...

Abri mis cartas, tengo un "three of a kind" (senti un poco de alivio).

Abrí las cartas de el primer jugador (chino)... un dos, un tres, un cuatro (¡diablos este tipo va a matar mi tercia) un diez y un ocho... ( ja ja ja ja muerto), rápidamente recogí las apuestas y sus cartas...

Abrí las cartas del segundo... un nueve, un siete (ja ja ja ja), un seis (ja ja ja ja) un seis (ja? ja?) un seis (¡jerk!) el tipo tuvo una tercia mayor que la mía, ¡maldición! ¡tiene 500 dolares en el bet! tengo que pagarle tres veces esa apuesta acabo de perder 1 500 dolares más el "ante"...

Voy con el último, y las cámara siguen encima de mi, hay mucho silencio en el casino...

El turco de los diez mil dolares tiene una sonrisa extraña en la jeta...

Abrí sus cartas...

¡Tiene mi as! ¡Ese maldito as que se me escapó en el shuffle...

As de swords...

Diez de swords... ¡Maldición!

Jack de swords... ¡Fuck!

Queen de swords... ¡Im dead!

¡¡¡¡¡King de SWORDS!!!!!!!!!

¡¡El maldito turco tuvo una fucking flor imperial!!!


¡Por los infiernos! ¡¡Estoy muerta y enterrada en el mar!! (Vi como Tana a lo lejos agacho la cabeza) ¡¿Que?! ¡¿Que?! ¡¿Queeee?!


CONTINUARA...

miércoles, 11 de junio de 2008

Llega la roja PARTE 10




¡¡¡No puedo creer todo lo que estaba escuchando!!!

Me quede en silencio por un largo rato, Tana dejo de llorar de repente... y dirigió su vista a la puerta.

Sentí que alguien estaba atrás mío.
Solo vi una mujer de cabello largo y rojo de tez muy blanca (bueno al lado mío si que lo es, yo soy casi negra), y extremadamente alta (o eso parecía, porque es muy delgada) traía puesto un jeans desgastado y una camiseta de esas que usan los hombres debajo de la camisa de vestir. Tenía lágrimas en la cara, (al parecer la pelirroja había escuchado toda nuestra conversación).


-¡Hola! ¡hola! ¡hola! ¡hola!- parece que Tana y la gata roja se conocen. Tana jaló el bulto de la roja hasta su cama (y digo jaló, porque es literal, parece que la roja trae un cadáver dentro)...

-¿Que traes? ¿Un muerto?- dijo Tana (se los dije, parecía un cadáver)...

-Solo ropa y un tambor grande- Dijo la roja (el tambor seguramente es de la piel del muerto, je je je je je)

Que raras son estas dos... (mmm) parecía que no importaba el horror que había contado Tana hace unos minutos... solo se saludaron, se besaron, saltaron, se abrazaron, Tana se le monto a la roja en la espalda, riendo, riendo, riendo y riendo (parecían loquitas) hasta que cayeron al piso las dos (definitivamente están loquitas).

Se quedaron las dos en el piso, mientras me miraban (o sea... hooooolaaaa, aquí estooooo ooooy).

-¡Ah!, Shanna ( vaya... me pelan... la roja es... ¡chana!) ella es mi roomate Kalía- ( ¿Kalía? vaaaale con la gata bruja ¡Tanay! le dije que podía llamarme Kali... kali.... kali... pero la mala dijo Kalía)

-¿Kalía? (vale con la misma vaina) ella es Shannay- (ay si, ay si, ¡Chanay! hasta combina con Tanay)

-¡Mucho gusto Chánay!- (de verdad no toy enojada) (solo sentida)

Se pusieron a reír o reírse de mi (es lo más seguro)- Noooooooo, no chanay, sino ssshhhaaanayy-

(pues me vale la roja para mi es chanay y punto) - oooooooooo... lo sientooooo... Shaaaaanay-

(¡mis huevos! ¡es chanay!)

- Pero puedes decirme Shanna- (ay si, ay si, puedes decirme shaaaana, pues ¡sí! ¡Chana serás!

Las dos salieron corriendo y riendo de la habitación... me quede sola, enojada, y pensativa... muy pensativa...

CONTINUARA....

lunes, 2 de junio de 2008

INFIERNO PARTE 9 Ahora se su nombre.


¡Me quede sorprendida! Con la boca abierta (igual a un cartoon) no podía creer que la gata tuviera voz.

-Kalía, Kalía Cameo, pero puedes decirme Kali- Claro que si yo le estaba diciendo mi nombre, pues yo quería saber el suyo- Y, ¿Tu?- Terminó de jalar del cigarro, y se sentó muy despacio en la cama-Tanay, pero puedes decirme Tana- ¡Sopas! la gata tiene un nombre.

-Y bueno Kali, ¿porque estas aquí? ¿Porque soportas todo esto? Los golpes, los encierros, las humillaciones, ¿porque?- ¡Rayos! no tenía la menor idea de que diablos hablaba, si, me golpearon una vez, pero... no he sido humillada, ni encerrada. ¿De que demonios hablaba Tanay?

No, no, no, no, yo tengo que enterarme...

Y, pregunté.

-¿Que tanto haz aguantado tu Tanay?- Me miró, se levanto, y mientras se asomaba por el balcón, noté que hacía algo con los dedos de sus manos, yo creo que estaba como nerviosilla, porque empezó como a rascarse los dedos con furia.

Noté que estaba llorando, y empezó ha hablar, y hablar, y hablar, y hablar, creo que por una media hora no paró. Yo... ¡estaba horrorizada con lo que estaba escuchando!

Cuando por fin paró, noté que estaba en cunclillas sosteniendo la baranda del balcón y apretando sus manos con mucha fuerza.

No pude evitar asustarme.............. La encerraron varias veces cortando fichas por cuatro o seis horas, la golpearon varias veces hasta barajar a la perfección, y lo último de las humillaciones, ¡no comió durante dos días! hasta que manejara a la perfección la pinche vaina esa de la ruleta.

¡Demonios! ¿¡En donde rayos vine a caer!?
Despues de unos minutos de horroroso silencio... Sentí que alguien estaba parado en la puerta de la habitación...

CONTINUARÁ...