JUEGO de PORQUERIA ¡LO ODIO!

Loading...

martes, 24 de junio de 2008

INFIERNO PARTE 12 Mi primer castigo



Cuando Tana agacho la cabeza, no comprendí en ese momento........... pero ella sabia lo que me esperaba

Cerraron mi mesa de juego. Perdí mas de 100 mil dolares esa noche.

Me retiré al cuarto de los croupiers, estuve parada varias horas sin beber ni comer nada.

Y ahora podía descansar. (¡ja!) ¿Descansar?

Me mandaron llamar a la "Proa"...

¡¡Puata con la vaina esta!!

¡Empezaron a interrogarme!

-¡¿De donde conoces al turco?!

-¡No lo conozco! ¡de verdad! ¡Nunca lo había visto en toa mi vida!

-¡que pasó en esa mesa?!- !Rayos¡

-¡No lo se! ¡Ya tenía muchas horas ahí...!- ¡¡¡¡Fueron muchas preguntas, una tras otra, una tras otraaaaaa¡¡¡¡¡ (me solté a llorar) Pasaron horas, por lo menos eso creo.

No se que le dijeron a mi Pit boss en inglés (todavía no entendía bien el idioma). Me tomó del brazo y me jaló encaminándome a la parte de abajo del barco, y me encerraron... Estaba tan cansada que no me dí cuenta de que era un cuarto muy pequeño con un catre y una taza de baño.

El olor era asqueroso. Me recosté y después de llorar por horas logré quedarme dormida.

No se cuanto tiempo estuve dormida, el maldito olor era penetrante.

Escuche que tocaban la puerta y decían mi nombre muy bajo...

-Kali, Kali kali... ¿estas despierta? soy Shanna... Te traje unos chocolates, asómate por debajo de la puerta y te los paso-

-¿Shanna? ¿Porque sigo aquí? ¿Que va a pasar conmigo? Ellos piensan que yo le regalé el juego al Turco, o que me puse de acuerdo con él- No respondió... Solo vi por debajo de la puerta que estaba sentada en el piso.

-No te preocupe Kali, primero van a ver las grabaciones, y van a estudiar cada movimiento que tuviste en la mesa-

-¿Pero Sha? Tengo hambre, y mucha sed, ¿no piensan darme de comer?- Shanna no contestó.

-¿Kali? Tengo que andarme de aquí, antes de que me cachen. ¿Sabes que tienes dos días aquí? Por eso te traigo chocolates, no te paso el agua, porque no cabe, pero bebe un poco del pipote, es de los que se le doblan de la cabecilla-

¡Por todos los cielos! Bebí el agua como si nunca en mi vida hubiese bebido, comí los chocolates como si fuera la ultima comida de mi vida.

-Me voy Kalía, pasame los papelitos de los chocolates, así no se dan cuenta-

-¡No te vayas! ¡shannaaaaa! ¡No te vayaaaaaaaaaaas!- Vi por debajo de la puerta como se alejó.

CONTINUARA...